COSSEC
787-622-0957
twitter
twitter

Cooperativas nombrarán representante para negociar ante posible pérdida

publicado el 31 de Julio de 2015

Por: El Nuevo Dia

 

 

Se preparan ante el escenario de un inminente impago de las obligaciones por parte del gobierno

 

 

Las cooperativas de ahorro y crédito se proponen nombrar a una persona que las represente a todas en una negociación de reestructuración de la deuda con el Gobierno de Puerto Rico y considerarán la creación de un centro de liquidez para ayudar a las que necesiten apoyo financiero frente a una posible pérdida por un impago de los bonos de entidades públicas.

 

Esas son algunas de las medidas que barajean las cooperativas frente al escenario de un inminente impago de las obligaciones por parte del gobierno, específicamente la falta de pago que se concretará tan pronto como el próximo lunes, según anunciara el secretario de la Gobernación, Víctor Suárez. El funcionario anunció que el gobierno no pagará la deuda de los bonos de la Corporación para el Financiamiento Público (PFC), que vencen hoy, pero que se hace efectivo el lunes 3 de agosto.

 

De hecho, será al día siguiente cuando los principales organismos del sector cooperativista se reunirá para decidir qué acciones tomarán para protegerse frente a la falta de pago por parte del gobierno, anticipó el presidente ejecutivo de la Corporación Pública para Supervisión y Seguro de las Cooperativas de Puerto Rico (Cossec), Daniel Rodríguez Collazo.

 

Ese día, la Comisión de Desarrollo Cooperativo, la Asociación de Ejecutivos de Cooperativas, la Liga de Cooperativas y representantes del gobierno se reunirán a discutir un borrador de reglamento que le pidieron a Cossec que tiene “diversas opciones para llevar a consenso, de cómo amortizar cualquier posible impago”, explicó Rodríguez. “Si el gobierno impaga, eso va se considera una pérdida no realizada y estamos buscando amortizar eso”, explicó sobre una de las propuestas que se presentarán en esa reunión.

 

La idea, dijo  el ejecutivo, es que, para reflejar esa pérdida no realizada en sus libros, las cooperativas puedan distribuirlas en varios años y no en un solo periodo contable.

 

Asimismo, discutirán la posibilidad de que las cooperativas establezcan reservas adicionales y que se cree un centro de liquidez como existe en Estados Unidos “para que aquellas cooperativas que tuvieran algún impacto y necesiten alguna liquidez”, sostuvo Rodríguez, quien dijo desconocer el total de las inversiones que tienen las cooperativas en la PFC.

 

El funcionario, que resaltó la solidez financiera del sector cooperativista, sostuvo que ve con buenos ojos que las cooperativas nombren a una persona que negocie a nombre del sector completo durante un dialogo de reestructuración con el gobierno. “Mi consejo es que sea un apersona que conozca el cooperativista, su responsabilidad social, que conozca los socios y que sea experto en inversiones y en negociar deuda. Las cooperativas no se están preparando para demandar, lo que quieren, como siempre, es sentarse con el gobierno y ver las diferente posibilidades”, declaró el regulador de las cooperativas.

 

Sobre el inminente impago de deuda por parte del gobierno, Rodríguez afirmó haber hablado con Suárez y que este conoce del compromiso de las cooperativas con el País.

 

Rodríguez resaltó que las cooperativas “tienen más de $2,000 millones de exceso de liquidez, operan normal, aunque habrá un impacto mínimo, las operaciones no se verán afectadas. Las cooperativas tienen cerca de $500 millones en reservas y en provisiones para cualquier pérdidas en las cooperativas. Las cooperativas están preparadas y trabajaremos para amortiguar el efecto”.